Subir

Pizarra informativa


thumb image

La pandemia del Covid-19 que llegó a nuestro país en marzo del 2020 obligó a los estudiantes de tercer año de la carrera de medicina a abandonar sus rotaciones hospitalarias después de tan solo un mes de iniciadas, y recurrir únicamente a clases teóricas impartidas virtualmente.

En el mes de agosto del presente año la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR) les presentó a los estudiantes de tercer año la oportunidad de terminar sus prácticas con rotaciones simuladas en la SIM, la resolución de casos clínicos virtuales, rotaciones hospitalarias en la cárcel de mujeres Consejo de Atención Integral (CAI) Vilma Curling Rivera y en el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).

Maria Rojas al consultarle acerca de la experiencia de volver a clases utilizando la SIM como recurso, durante una serie de entrevistas realizadas a los estudiantes de tercer año, expresó que se siente «Muy feliz y motivada. Después de estar tanto tiempo en casa, muchos empezamos a dedicarnos a otras cosas como trabajo, estudio, y poder volver a lo que realmente nos gusta nos reconforta de gran forma (…). Me siento muy agradecida por darnos la oportunidad de poder seguir preparándonos.»

La SIM consiste de rotaciones hospitalarias simuladas con distintas estaciones para poder brindarle al estudiantado las herramientas y conocimientos necesarios para avanzar a su cuarto año de carrera.

Estas rotaciones les permite a los estudiantes poner en práctica los conocimientos que adquirieron durante las clases teóricas virtuales, interactuar de una manera cercana con un paciente simulado, preparación de una historia clínica y la realización de procedimientos médicos en simuladores.

«Nos permite integrar y refrescar con estas actividades los conocimientos adquiridos durante las lecciones teóricas del curso de fisiopatología, logrando con esto una mayor comprensión de los mecanismos fisiopatológicos de algunos de los principales síndromes clínicos de la práctica médica.» mencionó Juan Luis Cordero estudiante de tercer año de carrera.

Las clases impartidas al estudiantado son un trabajo realizado en conjunto desde los doctores encargados de la parte médica, el estudiantado de la carrera de artes dramáticas que realizan el trabajo de pacientes hasta los técnicos detrás de los simuladores encargándose que estos sean lo más certeros posible para el aprendizaje.

«Sentir que existen personas que nos apoyan y nos quieren ayudar a mejorar es muy importante para nosotros como estudiantes.» expresó Maria Rojas.

 

Distintas estaciones

La historia clínica es realizada con el apoyo de estudiantes de artes dramáticas los cuales tienen un papel de paciente con los datos necesarios para que el estudiante tenga las herramientas y la capacidad de realizar las preguntas y procedimientos respectivos que los lleve a generar la historia clínica del paciente.

Una vez finalizada está el espacio de retroalimentación y análisis con respecto al proceso por parte tanto del paciente como del doctor respectivo.

«Nos ayuda a mejorar las habilidades tanto blandas como médicas al momento de atender a un paciente.» comentó Luis David Medrano, estudiante de tercer año de carrera.

La segunda estación es un examen físico realizado con la ayuda de los pacientes simulados propiedad de la SIM donde los técnicos tienen la capacidad de cambiar distintos signos del paciente con el fin de simular la patología respectiva a estudiar, inclusive tienen la capacidad de reproducir respuestas a los estudiantes.

Estudiantes de medicina realizando examen físico a un paciente simulado.

Por último, se encuentra la sala de procedimientos donde los estudiantes con la supervisión de un doctor y utilizando simuladores de alta y baja fidelidad practican procedimientos necesarios en su práctica medica tales como: inyección intramuscular, gases arteriales, hemocultivo, punción venosa, vía periférica, catéter vesical, entre otros.

«El proceso de adaptación a los pacientes simulados siento que fue fácil. La verdad a mí en lo personal me da mucha tranquilidad practicar un procedimiento en uno de estos pacientes.» expresó Diana Vargas, estudiante de tercer año de carrera.

Testimonio de estudiantes

Finalmente y de manera general respecto a la SIM como recurso de aprendizaje, los estudiantes expresaron sus opiniones.

«Considero a la SIM como una herramienta de gran utilidad para nuestra educación como futuros médicos.» mencionó Juan Luis Cordero.

«Si considero que la SIM sea un recurso valioso, debido a que nos prepara de una mejor forma para ese primer contacto con los pacientes, además de que nos brinda una mayor comodidad ytranquilidad al momento de realizar un procedimiento por primera vez.» expresó Diana Vargas

«Las clases en la SIM han sido muy valiosas para mis compañeros y para mí. Estas nos han permitido adquirir más habilidades y herramientas para una vez que se dé el retorno a hospitales podamos desenvolvernos de mejor forma, esto implica tener mayor seguridad, iniciativa, entre otras.» finalizó Maria Rojas.


 

Enlace a otras noticias:


Noticia Anterior : «
Siguiente Noticia: »

Universidad de Costa Rica, Sede Rodrigo Facio
Facultad de Medicina
Tel.: 2511-4459
Email: medicina@ucr.ac.cr

septiembre 2021
D L M X J V S
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Tamaño Fuente