Subir

Pizarra informativa


thumb image

  • La directora de la Escuela de Medicina busca transmitir su compromiso y cariño por la investigación a los más jóvenes

La Dra. Lizbeth Salazar Sánchez se desempeña como Directora de la Escuela de Medicina (UCR) desde el 2015 y parte de su objetivo en esta labor es transmitir la disciplina, el cariño y la sensibilidad necesaria para la investigación científica. 

Su especialidad en Hematología y sus dos posgrados en Microbiología y Química Clínica la prepararon para asumir cargos como la dirección del Centro de Investigación en Hematología y Trastornos Afines (CIHATA-UCR) por ocho años, y además, ser galardona con el Premio Nacional de Ciencia Clodomiro Picado Twight en el 2003. 

Situó a Costa Rica en los primeros países de Latinoamérica en el abordaje de enfermedades cardiovasculares y su relación con factores genéticos, analizados a través de técnicas de biología molecular innovadoras. 

Lo anterior se suma a las casi 100 publicaciones en revistas indexadas y más de 200 presentaciones en congresos internacionales y actividades científicas.

No obstante, detrás de esta admirable científica, hubo una niña que le encantaba coleccionar saltamontes y que hoy atesora a su familia por estar siempre ahí para ella.

En celebración del Día Mundial de la Mujer Médica, la Dra. Salazar nos cuenta sobre sus pasiones, sus motivaciones y sus visón del mundo más allá de la academia:

  • ¿Qué es lo que más recuerda de su niñez? 

Cuando nosotros nos criamos podíamos  andar en los lotes baldíos que estaban cerca de las casas y a mí por lo que me daba era por coleccionar animales, saltamontes e insectos en general y los ponía  en vasitos mientras los iba clasificando por tamaños, por ejemplo. Luego, cuando mi mamá se daba cuenta y veía ese montón de bichitos me los botaba todos.

Siempre me gustó observar lo que había alrededor mío, la naturaleza y los insectos para revisar en las enciclopedias qué era lo que me encontraba.

  • ¿A cuáles actividades dedica su tiempo libre?

Me gusta leer, generalmente me gusta Mario Benedetti, Allan Poe, ese tipo de misterios. Me gusta ver televisión y me gusta ir a la montaña.

  •  ¿Por qué eligió la especialidad de  Hematología?

Hematología es sangre y la sangre es la vida. Sin sangre nosotros no podríamos vivir. Uno la ve cuando se corta pero no sabe lo que significa para el cuerpo ni la importancia de todos sus componentes hematológicos, pues produce anticuerpos, nutre a todos los órganos…para mí es un campo muy apasionante. En Costa Rica aún hay mucho que estudiar de la coagulación para saber más de las patologías que tienen muchos costarricenses. Entonces lo vi como una oportunidad de involucrarse en un campo poco investigado.

  • ¿Qué es lo que más le gusta de su vida laboral?

Me gusta crear proyectos, ver a la gente trabajar en conjunto y darle oportunidad a la gente joven, porque sé que son el futuro de la institución. Entonces es el hecho de poder transmitir la disciplina, el cariño y la sensibilidad que creo yo que se debe tener para desarrollarse tanto como docente y como investigador.

  • ¿Cómo ha lidiado con las actitudes machistas de colegas y pacientes?

Creo que a todas las mujeres nos gusta luchar y siempre damos lo mejor; por eso somos las mejores. No tenemos límites, el tema del género no es un límite para desarrollarse en lo profesional, académico o en el deporte.

Yo siempre lo intento hasta el final, nunca dejo nada botado. Como decimos “morimos con las botas puestas” y esa es mi manera de trabajar. Uno no puede dar una batalla por perdida hasta que se pierda, y si la pierde va, revisa y aprende por qué la perdió. 

  • ¿Qué le recomendaría a mujeres que notan este comportamiento en su campo laboral?

Hay que enfrentar estas situaciones de una manera respetuosa, profesional y sin pelear. Demostrar que podemos hacer los trabajos al igual que los demás. Nunca bajar la guardia y seguir adelante con las metas de vida. También, hay que denunciar si es el caso y no tener miedo, porque a veces se espera a que la situación cambie pero uno no puede quedarse sin hacer nada. Tenemos que conocer bien nuestros derechos y denunciar.

  • Si el hecho de ser una doctora exitosa le ha afectado de manera negativa alguna relación…¿Cómo ha lidiado con eso?

A veces puede que se den esas situaciones pero uno ni cuenta se da porque uno está concentrado en su lucha. Sí hay personas así que no rodean en el día a día, pero lo mejor es relacionarse lo menos posible con ellas. No dejar que nos afecte sus actitudes, no vaya a ser que por esas personas uno deje de hacer algo que le gusta.

  • ¿Qué hábitos del día a día le ayudaron a llegar adonde está ahora?

Lo primero es que uno debe tener metas y aspiraciones en la vida, tener ese empuje y ese ánimo de querer hacer las  cosas,  aunque sea difícil. Después, mi familia es la base de mi vida porque es sentir que hay alguien atrás que siempre lo va a apoyar a uno. Además, con ellos se disfrutan los éxitos y los fracasos. Mi tesoro es mi familia.

  • Defina en una palabra esa cualidad que es necesaria para llegar a una posición importante como la suya. 

Luchar

  • ¿Cuál piensa que es su legado como mujer exitosa para la sociedad costarricense?

Crear un camino para que otras personas sigan e investiguen más de lo que yo pude. Yo quiero ayudar a los que vienen detrás mío, que no sea un camino que sea una carretera…y que ellos mismos dejen otros caminos y otras carreteras. Pero, también que sepan que tienen que esforzarse, estudiar y aprender a crecer en el campo que ellos quieran. Que hagan acción social y que luchen por la Facultad de Medicina y la UCR, porque el día que las perdamos, el país que conocemos se pierde.


 

Enlace a otras noticias:


Noticia Anterior : «
Siguiente Noticia: »

Universidad de Costa Rica, Sede Rodrigo Facio
Facultad de Medicina
Tel.: 2511-4459
Email: medicina@ucr.ac.cr

febrero 2021
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  
Tamaño Fuente